CastellanoEuskara
traduCCIones - Centro de Comunicación Internacional
Quiénes somosServiciosIdiomasClientesContactoUna jornada de trabajoHome

Normas para proveedores

1.- Para que su trabajo se desarrolle plenamente y cuando se necesite la intervención de un intérprete, en primer lugar, el trabajador del servicio público recabará los máximos datos posibles sobre la identidad, origen, cultura, religión, idioma o dialecto específico de la persona con la que mantendrá la comunicación, con el fin de dar con el intérprete apropiado.

La naturaleza del tema a tratar también condicionará la elección del intérprete (habrá casos en los que el usuario se sienta mejor con alguien que comparta su etnia, cultura, religión, etc., pero, en otras ocasiones, por motivos de confidencialidad, es probable que la persona se sienta más segura con alguien con el que no mantiene ningún vínculo de identidad).

Se intentará por lo tanto, y en la medida de lo posible, contactar con un intérprete que se ajuste a las necesidades de cada momento.

2.- Se llamará al intérprete con la mayor antelación posible y se le informará sobre la temática del caso en el que deberá estar presente.

3.- Antes de entablar cualquier comunicación, realizará las presentaciones oportunas, presentándose a sí mismo y al intérprete.

4.- A la hora de hablar, se dirigirá directamente al usuario y no al intérprete, ya que las necesidades de comunicación se dan entre estas dos partes y esto hace que la conversación sea más directa.

5.- Se procurará que las intervenciones no se prolonguen más de 3 ó 4 minutos, para que el intérprete pueda transmitir al usuario el contenido del mensaje de la forma más exacta posible.

6.- Si el intérprete desea esclarecer cualquier cuestión, se le brindará ayuda y se compartirán las dudas existentes.

7.- Hay que tener en cuenta que para que se recoja el testimonio fiel y directo del usuario, el intérprete reproducirá todo (incluyendo groserías u obscenidades) lo que éste señale, con lo cual, hay que pensar que no se trata de una falta de formación ni falta de aptitud por parte del intérprete, ya que éste sólo pretende ser la voz y el fiel reflejo de lo que transmite el hablante.

8.- No se requerirá al intérprete que desempeñe ninguna otra labor que sobrepase el límite de la interpretación y se tendrá presente que el intérprete es un mediador lingüístico y cultural que sirve a las dos partes por igual.

9.- Se intentará abordar el tema de la multiculturalidad en el entorno de trabajo. Se valorará el papel que desempeñan los intérpretes, se intentará aprender lo máximo acerca de las culturas con las que se trabaja y se tratará de asistir a cursos, seminarios, etc. que ayuden a mejorar el conocimiento que se tiene sobre el tema.

 

 

(c) CCI Centro de Comunicación Internacional   Monasterio Iratxe, 47, bajo (trasera). Pamplona-Iruña (31011)
948 197 997    euskera@traducci.com    internacional@traducci.com